Zapatón suertudo cacha duro a su mujer y a la empleada

8 min

Hay que tener suerte, pero también saber tratar a una jermita cuando está triste, primero la esposa Azblonde quien le reclama algunas cosas al marido, tienen que reducir gastos para afrontar la crisis económica, luego el pata le dice a la empleada Lily Love que tiene que prescindir de sus servicios, ella llora y el pata la consuela, al final el mejor consuelo para esta jermita es darle una buena atorada por la concha para que se anime, no todo está perdido, luego va a ver a la mujer y también le da su buen pedazo, así se la pasa turnando hasta que se cansa y mejor se las cacha a las dos en la misma cama, doble amor, doble poto, más tetas, todos a cachar!… así se resuelven las cosas en esa casa!