Un chuculún de terror en cabaña abandonada

14 min

Esto de las cabañas en medio del bosque siempre es algo que se presta para despertar las fuerzas del mal que salen del averno, a esta jermita no sé bien qué le pasó pero parece que un espíritu demoníaco estaba poco a poco poseyendo su cuerpo y su alma y la única forma de contrarrestar al demonio era cachando a la jermita lo más duro posible, ella pedía pinga como una forma de decir que la salven de los «Shadow People» y el pata hizo lo posible, sacó la pinga como un arma contra las fuerzas del averno y solo se concentró en cacharla por más que ella ya daba señales de haber caído en batalla, se la metió por el culo y no se dio por vencido tratando de salvar a esta gringa a punta de pinga.