Se le quitó la timidez cuando miró mi pinga al palo

6 min

Ella solía ser tímida, bueno lo sigue siendo, pero yo en cierta forma soy un pata que le gusta desahuevar jermas, a mis patas también los desahuevo cuando me joden mucho, pero cuando se trata de una flaquita bien bonita como ella mis técnicas son diferentes, a una chibola como ella hay que florearla, pero con amor y pasión al mismo tiempo, es toda una ciencia pero al menos yo sé cómo hacer que una tímida afloje, ella finalmente abrió las piernas cuando estuve encima de ella y le acariciaba los pezones suavemente pero con mirada firme y la pinga como la de un caballo, eso la puso bien arrecha y de frente a taladrar!, las tímidas son lo máximo.