Potona leía historia pero mejor pasó a mamar pinga

10 min

Pobrecita, le estaba yendo muy mal en los estudios y quise ayudarla, ella estaba muy concentrada tratando de aprender más sobre historia del Perú e historia universal y quise dejarla, me recordó que cuando estudia no quiere interrupciones y tiene razón, el deber es primero y ya después viene la diversión, pero no debió ponerse esa faldita y menos todavía dejarme con las ganas de cachar la noche anterior, fui a su casa y con el pretexto de ayudarla a estudiar estuve con ella, pero no aguanté pues, puse la pinga en medio del libro, ella me miró y me guiñó el ojo, ahora que pienso pudo haberme apachurrado la pinga con el libro, pero ella prefirió mamonear este buen trozo.