Pedí un poco el control con esta potona

35 min

Ya algunos patas me habían contado que la jermita grita mucho, es arrechona y golsa, pero cuando uno se la está metiendo como un bárbaro ella es de gemir mucho, pero vale la pena aguantar todos esos decibelios de ruido por tener el dedo y la pieza en su culo, esta flaquita es anfitriona en una empresa de eventos, se cuida mucho y además de bien linda, pero como pueden ver es cacherita, no por ello menos adorable, ya siento que la amo!, pero tener ese culo bien abierto y que ella se deje hacer de todo es un premio que no sé si merezco… pero igual no dejo de medirle el aceite, esto pasó hace unos meses, no olvido a la jermita todavía, aguanta de todo a pesar de sus gritos de dolor.