No le dio caramelos a la pirata pero sí perturbador salchichón

8 min

Todavía estamos con algunos rezagos de lo que pasó en Halloween, parece que año tras año la cosa se pone más descontrolada, ella es una jermita ya un poco grande como para ir pidiendo dulce o pichula, pero bueno fue y llegó ya tarde a una casa donde justo el dueño había puesto un cartelito de que no dan caramelos ni huevadas de esas, pero ella insistió «no destruyas el espíritu de Halloween cojudo!» fue lo que le dijo, el pata al estar solo y viendo la insistencia de la flaca, que de paso estaba buenaza… la metió a su casa para darle algo mejor, un salchichón huachano que ella se comió enterito por la boca y el culo, para que quede de verdad aterrorizada!