Mis amigas me chuparon las tetas y la concha

9 min

Sí, es lo que están pensando no hay que ocultar nada, es que estas pendejas vienen de Amsterdan y allá la mentalidad es otra, vinieron a quedarse en mi jato en La Molina, ese día fuimos a una cebichería buenaza, creo que fue el sevillano que nos mandamos junto con los piscos que les hice probar, una mezcla afrodisíaca que nos desató lo puta que llevamos dentro pero la versión lesbiana, recuerdo que nos calateamos las tres pero ellas me agarraron de punto y me chuparon las tetas, la concha, no sé por qué pero me dejé y gocé bien rico, lo que hacen con sus lenguas y sus manos, dios mío! Fue una experiencia orgásmica locaza.