Mi pinga casi se rompe por culpa de esta potona

8 min

Es una flaquita que chambea en un banco, yo soy el vigilante y ya saben, a veces el amor surge y las diferencias de clases no tienen cabida cuando hay amor, lamento decirlo así pero terminé con mi flaca por estar con esta jerma, es que mi corazón me dictaba otra cosa y a veces hay que escuchar los llamados del amor, no me equivoqué, esta mujercita sí que me saca la leche de una forma tan sádica, es potona y eso me vuelve loco, este video es de cuando celebramos hace poco la caída del congreso, ese mensaje a la Nación de Martincito la puso bien arrecha, «por fin el Perú será libre amor!» me gritó jaja, nos calateamos y a cachar se ha dicho! casi me rompe la pinga pero fue rico.