Mi negrita linda me chupa rico la pinga en el carro en una playa de estacionamiento y no para hasta sacarme toda la leche

Vivo en una zona peligrosa del Callao pero a pesar de que las cosas están peligrosas por ahí siempre ando con cuidado y tengo amigos que ya me conocen y la gente brava no choca conmigo, por eso puedo pasear a veces al toque con mi flaca, una negrita tetona que resultó ser recontra puta, ya ha terminado el cole pero no se decide qué estudiar y mientras tanto pasa el tiempo comiéndome toda la pinga, esta vez fue en el carro mientras estábamos en una playa de estacionamiento, aunque ella la pasó mejor pues yo tenía que estar atento, casi nos descubren varias veces pero al final pude vacearme en su boquita…