Mi gorda gamer dejó la consola para jugar con este piezón

11 min

Mi gorda es hermosa, tetona, culona y todo lo que termine en ona, a veces un poco huevona jaja, pero la cuestión es que desde que compré esta PS4 no para de jugar, dice que quiere llegar a ser una de las jermas más exitosas en el mundo del gaming, bueno si ese es su deseo la apoyaré, pero lo que no permitiré es que prefiera pasar más tiempo con ese juego de Fortnite o Assasins Creed, ya me tiene harto, por eso a veces me escabullo en su cuarto para mostrarle esta piezota que podría estar comiéndose, es más rica y divertida que el mando del playstation, ella al verme que la tenía dura me la chupó y se movió con sus lonjas y todo pero lo hace bien rico mi gorda, este invierno al menos ya tengo cómo calentarme.