Me fumo un pucho mientras la vecina me la chupa

5 min

La pendeja no se imaginaba que me la iba a culear de esta manera, ella tiene marido y encima es tombo el cojudo, pero bueno cuando el destino quiere que seas cachudo pues cachudo serás, además no es algo que haya buscado yo, simplemente suelo salir al balcón a fumarme mis cigarros para no joder a mi esposa con mi humo pestilente, así es como nos hicimos más cercanos, resulta que tenemos más en común de lo que pensamos, miren la potona lo que se puso ese día, me la chupó un rato mientras yo seguía en lo mío pero luego ya le di con más ganas pinga a esta potona, el marido tiene suerte, no sabe el lomazo que tiene en casa.