Me chupa y besa apasionadamente la pinga porque es adicta a la leche, mi flaca hace mamadas como nadie y le encanta sentirla dura en su boca

Fui a casa de mi enamorada aprovechando que sus viejos no estaban, mi jerma es adicta al sexo pero sobre todo le encanta chupar pinga, lo que me gustó esta vez es que la huevona estaba tan cariñosa que además de chupar mi trola también la besaba con pasión como si fuera un ser vivo y con consciencia propia, esta flaca chupa pinga como nadie porque también le gusta meterse mis huevos en la boca, tenía ganas de clavarle la pinga de una vez en el culo pero ella estaba tan feliz chupando verga que la dejé seguir un rato más, muy golosa me salió la pendeja!