Maniaté a mi jerma para que se deje cachar por el culo

13 min

Yo amo a esta cojuda pero siempre fue medio reacia a eso del sexo anal, yo le había advertido que si no le metía al menos la puntita por el poto pues me sentiría decepcionado y tal vez me darían ganas de buscar sexo por otros lares, otras jermas y todo eso, llegó el día en que ella y yo íbamos a culear pero con ganas que normalmente son los fines de semana, pero esta vez llevé algunos implementos como cintas adhesivas y otras cosas para maniatarla, ella me dijo «ay no seas pendejo así no te voy a dar mi culo!» pero igual la amordacé y después de eso finalmente su culo fue mío, se la empujé con cariño para que no diga que soy malo y tiene razón en temer, porque con semejante animal que tengo como pinga su culo terminó bien roto pero después se sintió gratificada y satisfecha.