Llegué del gimnasio cansado pero mi jerma estaba recontra arrecha!

6 min

Y como buen cachero se puede imaginar que me vi en la necesidad de complacer el culo rojo y abierto de mi hembrita, yo estaba matadazo porque le di duro a los fierros en el gimnasio, me gusta mantenerme en forma pero creo que mi pinga también necesita entrenar y si mi flaca ya estaba masturbándose y arrecha como nunca pues lo lógico era meterle todo el trozo, qué linda concha tiene, se nota que estaba metiéndose cosas antes de mi llegada, la complací, ella cuando se lo pido me hace mamelucos bravazos así que mi deber era romperla como nunca y así lo hice, tuvo uno de esos orgasmos que ponen a la jerma como hipnotizada.