Le pedí que no gritara, pero la gringa se alocó!

11 min

Hermosa la cojuda, tengo bonitos recuerdos de ese viaje a Cajamarca donde la conocí, fue en la granja Porcón, se asustó por el zorro que estaba en su jaula y la abracé, ella estaba con sus amigas, manyo mi inglés así que le hice el habla, le metí buen floro y dos días después antes que se fuera a Cuzco nos metimos un rico polvo, le pedí en inglés que no hiciera tanta bulla porque los dueños del hostel nos podían llamar la atención, pero la flaca estaba tan arrecha y sobre todo cuando la atoré, sus gemidos eran graciosos pero me ponían más arrecho, primero me montó y luego la puse en cuatro para que sepa bien carajo… quien es su cachero!, bueno quién lo fue en ese momento, brava la gringa.