Le masajeé las tetas a esta jerma en baño de su abuelita

17 min

Hasta que me saque la lechita caliente para combatir este inclemente frío, es más esta pendeja me dijo que mi leche de pinga es más rica que el café late de Starbucks, cuando dice huevadas así me hace cagar de risa, pero bien el punto es que ese día yo ya estaba yendo a mi casa cuando esta flaca me pidió acompañarla a casa de su abuelita para dejarle unas medicinas, si me negaba iba a quedar como un huevón de primera!, esa flaca está buenísima, estuve de suerte porque la seduje, logré convencerla de un chiquitingo, ella me dijo «Ok, hazme cosas ricas en las tetas y ya veremos si te la chupo», puta mare qué deliciosas son esas sandías!, en serio, la flaca está pero en su punto máximo de sexualidad. Encima es bonita la flaquita! es el sueño de cualquier jeropa.