La ascendieron a puesto gerencial y cachamos para celebrar

5 min

No tenía pensado cachar ese día, pero ella llegó tan emocionada a mi casa y con ganas de mostrarme las tetas que calenté mi pinga para culearla como lo merece, pero antes de eso obviamente había que preguntarle a mi vecinita qué había pasado, cuál era la razón por la cual estaba extasiada y alegre, me dijo que tras varios años de intentos lo había conseguido, le habían dado un puesto en gerencia y eso trae muchos beneficios a su carrera y por supuesto a su economía, estaba tan feliz la cojuda que me dijo «cachemos vecinito, siempre me gustaste, atórame duro carajo!», cuando empecé a grabar ya la tenía recontra atorada, ella gozaba como nunca, la firma nunca la había visto tan feliz, pero me alegré también, es buena chica, algo cachera pero buena gente al fin.