Jermita salvaje alterna entre pinga humana y pinga mecánica

6 min

Este calvito es odiado por un huevo de gente, tiene unos métodos algo extremos para cacharse a las chibolas que acuden a sus convocatorias para ser actrices porno, por otro lado esta chibola sí que tuvo valor, porque el pata primero se la cacha rico, no tan brutalmente como en otras ocasiones, pero es porque le tiene algo más sádico preparado, el pata después de una culeada brava agarra una de esas pingas mecánicas para aniquilarle la concha, ella ya sabía que tenía que pasar por esa prueba de fuego y abre las piernas para que la maquinita de los sueños le deje la concha hecha trizas, bien salvaje la flaca también para alternar entre una pinga humana y otra de metal!