Gordita bonita se metía lapicero, le ofrecí mi pingona ayuda

11 min

Me tuve que poner mi máscara de cachero justiciero para poder culearme rico a esta gordita, una vecina que está ya en los últimos ciclos de su carrera de arquitectura en la universidad, pero todavía le gusta vestirse como chibola, dice que ella es una mujer «atemporal», bueno supongo que a veces se mete su troncho, pero es bonita y tetona, cuando hablas con ella te das cuenta al toque que es culta y educada, pero eso sí, cuando está arrecha no hay nada que la detenga, no es justo que tenga que satisfacerse con el lapicero de manera que me puse mi máscara y saqué este salchichón para que ella pueda gozar más rico, bueno igual no dejó de meterse el lapicero pero al menos la pasamos rico los dos!