El placer de chupar tetas de una pechugona como yo

10 min

Regresábamos de una chamba de anfitrionaje, ella tiene su carro y se ofreció a jalarme hasta un par de cuadras de mi casa, cuando estábamos cerca ya al menos yo estaba medio arrecha porque durante todo ese día de chamba vimos patas bien ricos, churros… creo que la humedad de mi concha se notaba pero la gente a veces no se da cuenta, hablamos de varias cosas hasta que ella atracó al final entrar un toque a mi casa para un par de chelas y luego a jatear, pero me di cuenta de que ella también estaba arrecha, se acercó a mí y me besó, luego me quitó la ropa y me besó las tetas, se subió encima de mí, jugó con mi concha, no es mi primera experiencia lésbica pero ella lo hizo bien rico… creo que la amo.