Dos mamonas de élite casi se mechan por una palanca

10 min

Pocas veces uno ve a dos jermas alocadas por una pinga, pero loquitas así que ya no pueden más, que están por entrar en brotes psicóticos, ellas son Lyla Storm y Vicki Chase, no sabemos qué florazo le metió el pata a estas dos mamonas bonitas pero ellas estaban rendidas ante el macho, seguramente no ven tan seguido una palanca de cambios de ese calibre, pero esta vez sí que se aprovecharon de la situación y el pata más feliz que nunca, una de ellas chupa el palo y la otra los huevos y luego intercambian posiciones, asu mare eso sí que es amor por el trozo!, ellas solo quieren dejar en claro que además de saber compartir, cuando uno hace algo lo debe hacer bien y con pasión, qué tal mameluco.