Culeada extrema por irrumpir en propiedad privada

7 min

Esta flaca es hermosa, eso de arranque hay que decirlo y se llama Kylie Quinn, ella pensó que por ser bonita y todo eso le dejarían pasar por alto esto de entrar como si nada a propiedad privada a un club con piscina, pero no, uno de los miembros del club, uno de los más sádicos se dio cuenta al toque de la presencia de la intrusa y la ató a un árbol muy bonito para empujarle la pieza de una manera que la mayoría desaprobaría, bestial como nadie el pata, la potona un poco más y pide ayuda a gritos!, pero no lo hizo porque le gustó que un macho de verdad la haga gemir como lo merece, un poco más y la parte en mil pedazos de tanta pinga!