Conocí a un surfista pingón en playa de Miraflores

36 min

Y qué creen? obvio que hice un enjuague bucal con su pene, un rico palo duro y gordo que nunca antes había visto, he cachado mucho en mis 38 años, pero una mujer en su vida siempre descubre cosas nuevas, cada amante es una historia distinta, las cosas que me han pasado y las cosas que he gozado en mi vida gracias a que soy una mujer cariñosa y abierta a nuevas experiencias, pero al menos en los últimos dos años nadie me había dado un miembro viril como este pata, menor que yo por 10 años pero mejor porque su energía para mantener esa erección me dio el tiempo necesario y de sobra para chupar esa cosa enorme y rica que tanto amo en un buen hombre, me sentí dichosa.