Colegiala pendeja de mi barrio no puede creer que me la esté cachando en su cuarto

Ella misma me dijo que nunca antes había metido a ningún amigo a su casa y menos a su cuarto porque sus viejos son bien sobreprotectores, pero dice que eso solo hace que las ganas de ser culeada sean más fuertes en ella, como yo soy pendejo y sé moverme en estas cosas del amor hice algunas cosas para no ser descubierto y le pedí a ella que sea bien caleta porque me la quería cachar y la flaca atracó al toque, en la oscuridad de la noche logré meterme a su cuarto donde ella me esperaba calatita pero con polo azul, primero le comí la concha y le pedí que no gritara tanto pero cuando me la comencé a cachar con las piernas bien arriba la cojuda no pudo aguantar y gritó como una loca!