Chibola con zanahoria por el culo y pinga por la concha

5 min

No es digamos que lo más común, pero vale, en esto del amor y el sexo este tipo de prácticas valen al menos para mí, ella tuvo la idea pero yo la mejoré, la optimicé para beneplácito de su culo, aunque obvio que luego estuvo gritando de dolor no sé si por la zanahoria o por mi trozón de carne, debe ser por lo mío, la cosa es que la zanahoria fue lo que la puso recontra arrecha, después ya me encargué de embocar mi pieza en su vaginita peluda y húmeda y a bombear se ha dicho!, por momentos fui sádico, lo reconozco, pero en el momento del fragor de la culeada me volví medio loco y la reventé, pobrecita.