Caché tan duro a mi jefa que ahora me ama la potona

6 min

Ella una vez me contó que todavía tiene la esperanza de renunciar y montar su propio negocio, esa es buena idea pero está un poquito tranca, hace poco hicimos un compartir en la chamba y volvió a tocarme el tema pero como se tomó varias copas de vino y champaña me abrazó y lloró un poco, la tranquilicé, teniendo en mente que es mi jefa no quise sobrepasarme, pero ella me besó, puta mare en ese momento pensé que la cosa se estaba poniendo jodida porque ya no quiero más tensión en la chamba, estas cosas suelen complicarse, pero la verdad es que resulta que ella sabe bien separar las cosas, o sea el placer y la chamba, ya van dos veces que le rompo con ganas el poto y ella feliz, encima monta la pinga como una diosa! me siento en peligro de quedarme sin chamba pero por ese culo uno hace lo que sea y creo que la tía me ama!