Caché en la clandestinidad a mi prima por una apuesta

18 min

Ella estaba segura de que ninguno de nuestros atletas darían positivo en el antidoping, yo estaba con ella en ese deseo sin embargo algo en el fondo me decía que alguno la iba a cagar, bueno seguro ya saben a quién me refiero y pues ella perdió la apuesta, en serio la primia pensó que ganaría porque no sería posible que pasemos lo mismo que con el Capitán de la selección, perdió y ella es mujer de palabra, además le gusta el sexo también y como siempre hemos sido cariñosos… no se negó a hacerme un mameluco, por supuesto en un telo lejos de nuestras casas para evitar las malas lenguas, todavía puedo sentir la humedad de su concha, ella era obediente y me la ponía en la cara, sospecho que no será la última culeada.