Bebí leche de mi vecina mientras me pajeaba rico

10 min

Asu mare, me sentí como un bebé!, ella estaba en ese momento con cuatro mesesitos de embarazo y le dio por tener una canita al aire, me eligió a mí, ella misma me mandó un mensajito por WhatsApp diciéndome que necesitaba ayuda para cargar algunas cosas y estaba sola en casa, no estaba el cachero para ayudarle, esas cosas, fui y ella me esperó con una cara de que estaba arrecha al máximo, no podía más la vecinita, me mostró las tetas y me dijo «chúpelas vecino, eres chibolo y me gustan los chibolos chúpate mi leche materna», casi me cago de risa porque cuando me lo dijo fue gracioso, pero luego cuando tenía sus tetas en la cara me empezó a sacudir la pinga, fue increíble, así de simple, maravillosa esta mujer.