Aprovecha mis tetas y hazme una rusa perro!

12 min

La doña que me vende tamales cada vez que voy a compra pan por las mañanas resultó ser más cachera de lo que jamás me imaginé, la firme que sí, desde hace tiempo me di cuenta que tenía un buen par de pechugas, una delantera con las que hubiéramos llegado mínimo a cuartos de final en el mundial de Rusia, pero bueno la cosa es que el otro día nos pusimos a conversar y entramos en confianza, me invitó al cumpleaños de su sobrina que cumplía 15, normalazo fui pero nos emborrachamos, ella me llevó a un cuartito caleta en la jataso de su hermana y tremendo polvazo nos metimos, la tía me dijo «tengo tetazas huevón, aprovéchalas!», tenía razón, qué rica paja rusa me hizo.