Anfitriona de discoteca de Larcomar se da el gustito de chuparme el cabezón

5 min

Y lo hace horas antes de ponerse a chambear en una discoteca bien conocida en Larcomar, le pagan buen billete por anfitrionar pero claramente lo vale, aunque yo como ata del organizador obtuve un beneficio inesperado porque la flaca era medio cachera y no desperdicié la oportunidad de meterle floro y lo hice, el resultado lo pueden ver, se quedó sorprendida cuando me vio la pieza cabezona y sin decir casi nada empezó a chuparla como si tuviera sabor a chocolate y fresa, debo confesar que es una hembra hermosa, tetasas jugosas pero esta vez solo hubo mameluco aunque me dejó su número de cel… la próxima no tendré piedad con ese culito que a leguas se nota que necesita ser aniquilado.