A esta madurita me la caché por el culo por buena gente

5 min

Esta señora siempre es amable conmigo porque voy a su negocio siempre, es un restaurante de comida típica de la selva y como mis viejos son de allá me encanta ir a cada rato a comer sus potajes, pero esta vez era momento de probar su poto y dado que la dama es bastante cachera no me puso trabas para darle paso al amor y en su cuarto ella calatita me dijo que se la meta de una vez y pueden ver lo rico que tiene el agujero el cual procedí a rellenar con pinga hasta hacerle chorrear de tanta leche que le chisgueteé internamente.